El teletrabajo después del coronavirus

Share on Pinterest

¿Y tras el coronavirus?

El coronavirus Covid-19 cambiará para siempre los patrones de trabajo de numerosas empresas. El modelo será el startups, El de una una generación habituada a amoldarse a los cambios de última hora y a sacar adelante un proyecto con metodologías modernas.

Aún es pronto para saber si el trabajo a distancia al que se han visto obligados numerosos trabajadores por la pandemia del coronavirus vendrá para quedarse. Cada vez es más frecuente que grandes corporaciones, sobre todo, aquellas de la esfera tecnológica, opten por esta fórmula.

Una vez por semana, desde hace cierto tiempo, gigantes de las telecomunicaciones mandan a sus empleados a sus casas para seguir con los proyectos. Una idea que, aparte de sus ventajas como ahorro de costos y contribuir a la reducción de la polución, es el mantra frecuente de las startups.

El ejemplo de las empresas digitales

Los emprendedores y negocios con dimensión digital han probado en los últimos tiempos que internet es su mayor aliado. Y, como tal, han basado su infraestructura y proceso industrial en la deslocalización de departamentos y en la comunicación recóndita para desarrollar sus proyectos.

La «generación startup» ha probado estar muy dispuesta para hacer frente al trabajo en la distancia. Fuera de la oficina usual es posible efectuar sus labores y afrontar la pandemia del coronavirus.

En este terreno, la generación startup ha probado estar bien lista para hacer frente a los peores esceneraios de inestabilidad empresarial. Las viejas empresas con estructuras muy verticales le será muy complejo la nueva adaptación.

Uno de los primordiales retos es la comunicación y las asambleas periódicas -y precisas- entre los diferentes equipos. La idea es estar todos y cada uno de los miembros de la compañía en una misma plataforma.

Eludiendo, así, duplicidad de órdenes y conocer exactamente en qué labor se halla cada uno de ellos. El enorme reto es ser productivo y no solo por el coronavirus. Y suprimir todo elemento que se pueda producir estruendos y confusión.

Estas jóvenes empresas, la mayor parte de base tecnológica, han naturalizado la era de Internet y lo digital y están de sobra habituadas al trabajo a distancia. Reuniones en vídeo, trabajos online a través de la plataforma de Google, hablas por Slack.

Hay múltiples herramientas libres que dejan trabajar desde cualquier lugar del mundo sin precisar estar en una oficina al lado de los compañeros y que nada cambie en lo que se refiere a procesos y productividad.

Lo vamos a ver en directo en esta crisis del coronavirus.

Eludir trabajar en la oficina en tiempos de coronavirus

La idea es eludir trabajar en lo que es conocido como local, esto es, desde la conexión a un dispositivo y a una serie de herramientas preconfiguradas en el dispositivo con antelación.

Cada una de las herramientas está en la nube y los empleados trabajan siempre y en todo momento conectados a estas herramientas. Sin duda esto tiene que aprenderse, pero en el momento de habituarse, facilita el trabajo y la productividad empresarial.

Desde la perspectiva de infraestructura es extremadamente simple, al estar todo las herramientas en la nube se tiene un control absoluto de los procesos.

Lean canvas

Una empresa debe tener gran capacidad para moverse de manera rápida en función de las necesidades. Una compañía moderna, debe conjugar el talento individual y el trabajo en equipo como valor preferente de la misma: todos para una y una para todos.

Las metodología que actualmente utilizan las compañía de más éxito es la denominada: Lean canvas.

coronavirus Lean canvas

La idea es arrancar productos, servicios o bien negocios de una forma diligente y veloz. Cuanto antes para tener una versión terminante y pulsarlo en el mercado. El enorme reto es pasar lo antes posible a la acción. Así, los responsables del proyecto pueden hacer ajustes a posteriori y optimar el producto.

Tanto si se aplica a proyectos que están a puntito de ponerse en marcha tal y como si ayuda a fortalecer la estructura de empresas afianzadas, el Lean Canvas reporta abundantes beneficios.

Trabajo a distancia

De cara a incorporar un proyecto de trabajo a distancia es preciso cumplir con determinadas rutinas. Entre ellas, los horarios de trabajo, que deben ser los mismos que en la oficina.

Se debe garantizar que el equipo pueda proseguir operando de forma coordinada y que la vida profesional no invada a la personal y a la inversa.

Es clave en el desarrollo del trabajo a distancia la creación de rutinas que favorezcan la comunicación del equipo. Se aconseja efectuar tres videoconferencias al día: para abrir la jornada, de seguimiento y de cierre.

España implementará el trabajo a distancia después del coronavirus Covid-19

El TeleTrabajo es una fórmula magnífica que acostumbra a mejorar el desempeño del trabajador. El empleado se siente parte de la empresa. Cada organización debe habilitar un equipo preparado para el empleado,  destinado a teletrabajar y con todas las demandas de seguridad y ciberseguridad.

En el trabajo a distancia, existen diferentes herramientas de control y verificación que asisten a medir los resultados y observar si es viable sostener y extender a todos los empleados de una misma empresa.

Asimismo para conocer sus posibles peligros y calcular cuál es el grado de madurez y compromiso de las personas con la organización para aceptar esta nueva forma de trabajar tras el coronavirus.

Situación alarmante para PYMEs

La situación actual desgrana un escenario alarmante para las pymes: el sesenta y siete por ciento de ellas estima que la imposibilidad de teletrabajar de forma integral afectará de forma negativa a sus negocios.

Especialmente a las contrariedades para iniciarse en procesos de trabajo a distancia. Particularmente, un treinta y nueve por ciento de las pequeñas y medianas empresas piensa que el el TeleTrabajo produce mayor productividad para el negocio frente al sesenta y uno por ciento sobrante que no lo ve tan claro.

Este escepticismo se debe a que sus responsables no tienen una visión de la digitalización como un proceso integral. Se resisten a comprenderlo como una modernización de los procesos básicos de su negocio, les provoca sensación de descontrol.

Herramientas digitales de administración

El inconveniente es que para esta forma de operar se precisa de acomodar diferentes áreas del negocio. El cincuenta y dos por ciento de las pequeñas y medianas empresas no ve positivo el trabajo a distancia si no cuentan con la herramientas de administración necesarias.

La situación real es que muchas pequeñas y medianas empresas no están dispuestas a dejar administrar el cien por cien de sus actividades desde casa.

Por el momento ignoramos el alcance y los efectos reales que va a tener el Covid-19 en nuestra economía. Sí es alarmante esta situación inusual, se debe tomar conciencia sobre la relevancia de contar con las herramientas digitales para la administración integral de los negocios.

Quizá, cuando el coronavirus pase, las compañías descubran los grandes beneficios del TeleTrabajo.